“La pastoreta”, obra popular catalana muy conocida, cantada y danzada no solo en los ambientes infantiles, también en los festejos tradicionales. La letra trata como “La filadora”, aquellas labores y deberes habituales que desarrollaba la población infantil en el siglo XVIII i XIX en las zonas rurales.

Cuenta la historia de una niña que sacaba a pastar en los montes a los terneros que pertenecían a su familia. Siempre le tocaba en las fiestas y nunca podía disfrutar de los bailes en el pueblo, con lo cual solo le quedaba el consuelo de poder disfrutar del entorno que le rodeaba y en la jornada de descanso la dedicaba a soñar bajo la sombra de un árbol.

Aunque la obra fue armonizada en 1905, según algunas partituras manuscritas de Miquel Llobet (una copia en abril en la ciudad de París y otra en agosto en la ciudad de Barcelona), las diferentes investigaciones siempre situaron la obra en 1918, por considerar la fecha de su publicación oficial.